Saltar al contenido
Rodando Caminos

El río es nuestro y lo queremos verde

julio 11, 2018

Desde mucho antes de llegar a Valencia, mientras mirábamos y mirábamos el mapa, una y otra vez, había algo que nos llamaba mucho la atención: veíamos que había una enorme raya verde que surcaba la ciudad casi de punta a punta. Siempre que abríamos google maps nos preguntábamos ¿Qué será eso? ¿Un parque? ¿Por qué tan largo?

Una fuente muy divertida en algún lugar del Parque.

Las dudas se empezaron a evacuar el primer día que llegamos a Valencia. La chica que trabajaba en el hostel nos dio la respuesta que necesitábamos: es un parque que se armó en el viejo cauce de un río. Sucede que el río solía desbordar y hacer estragos en la ciudad, con lo cual, después de una de las inundaciones, se decidió desviar su cauce natural, y en el viejo hacer algo. Wikipedia terminó de evacuar nuestras dudas: la idea del ayuntamiento era hacer del río una autopista (o algo similar), para facilitar a los ciudadanos el desplazamiento dentro de la ciudad (que, vale aclarar, es bastante complicado en algunos sitios debido a que las calles son muy antiguas, y por ello angostas y cortas, con permanentes desvíos). Sin embargo, los vecinos valencianos tenían una idea mucho mejor; querían un corredor verde. Por eso, por esa época, en los 80, fue que el pueblo salió a la calle embanderado con una consigna clara: el riu és nostre i el volem verd (que está en valenciano, y cuya traducción es el río es nuestro y lo queremos verde). Lindo, ¿No?

Mucho más lindo que la consigna que lo hizo real es el parque en sí mismo. Lleno de árboles, con olor a té de hierbas (sí, para mí tiene ese olor!), con bebederos por todas partes, y cada cierta cantidad de metros, gimnasios al aire libre. Y por supuesto, una bicisenda que lo recorre de principio a fin para que moverse en bici de una punta a otra sea una tarea sencilla (ya voy a escribir sobre las valenbisi, pero puedo adelantar que es realmente sorprendente lo mucho que se mueve la gente en bicicleta).

No quería dejar pasar la oportunidad de hablar de esta linda movida por recuperar zonas verdes de esparcimiento. Sobre todo cuando, habiendo visto los resultados, queda claro que la idea fue magnífica. Ahora, sólo queda disfrutarlo durante nuestra estadía =)