Saltar al contenido
Rodando Caminos

El Feng shui de Hong Kong

Como buena estudiante de Feng shui y de los libros de Lillian Too, me apasionaba la idea de viajar hasta Hong kong para ver de primera mano las construcciones hechas siguiendo los preceptos del Feng shui.El comunismo, había radicado de China todo tipo de creencias religiosas, así que el Feng shui y sus maestros se localizó en Taiwan, Singapur y como no Hong Kong.

Dicen los entendidos, que la buena fortuna de la Región administrativa especial de Hong Kong, viene gracias a la forma de boca de pez de su bahía, por donde entra el comercio (un buen fénix) y por la protección que ofrecen las montañas a sus espaldas (tortuga).Es en sus montañas además, donde se ha edificado el Big Buda, un complejo turístico donde pasar un agradable día libre.

El Big buda corona y protege desde lo alto de su cima a los habitantes de Hong Kong, jijij.

Durante años, sus rascacielos se han construído siguiendo los preceptos del Feng shui. La mismísima Lillian Too, cuenta lo próspera que fue su estancia aquí. 

Pero uno de sus edificios la Torre de China, parece entrar en discordia con sus vecinos, es el  Que con sus aristas, parecen enviar flechas envenenadas hacia los edificios colindantes.

Tal es el caso del Banco de China, que según dicen, no tiene una buena economía. Y eso que está flanqueado en su entrada por los perros dragones chinos, más conocidos como perros fu.

El edificio Lippo también parece verse afectado. Y uno de los mayores bancos del mundo, el HSBC.

Para protegerse de las flechas envenedadas que sus aristas emiten, el edificio, ha dispuesto en clara oposición, las grúas que hay en la azotea, a modo de cañones de guerra que apuntan a su enemigo.

Según los expertos, para tener buena fortuna, es mejor tener una casa situada en la ladera y a ser posible a media ladera. Tampoco arriba del todo, pues se carecería de la protección de la montaña.

En cierto modo es lógico, tener una masa de tierra detrás, protege los edificios de las inclemencias meteorológicas.

Otra de las cosas que sorprenden al visitante, son los enormes agujeros que pueden verse en algunos edificios de la zona izquierda de la bahía. En la ciudad con el m2 más caro del mundo.

Por una parte Hong kong, es una zona azotada por fuertes tifones, al mes de tomar estas fotos, hubo uno de categoría 5. Por lo que no pueden disponerse edificios en hilera, pues se tumbarían igual que una vela. Lo que los agujeros podrían ser un paso para el aire.

La explicación Feng shui, es que el Dragón (animal protector para la cultura china), habita en las montañas de la margen izquierda de la bahía. Y para tener su protección, hay que dejarle que pueda bajar hacia el mar.