Saltar al contenido
Rodando Caminos

Praga, una de las ciudades imperiales

octubre 16, 2018

La ciudad de Praga, es la capital de la República Checa, una ciudad verdaderamente fascinante. Histórica y moderna a la vez.

Yo diría que ver Praga en 3 días, no es suficiente para conocerla. No solo por la belleza de la ciudad, sino también por su comida.

Si quieres no perderte nada, puedes visitar la oficina de turismo Praga, situada en

El tiempo en Praga, parece retroceder al visitar sus históricas calles. Que revelan un pasado imperial. El río de Praga es el Moldava, afluente del Elba, aunque de mayor caudal que este. Cruzado por el Puente San Carlos, el más antiguo que se conserva y que une la ciudad vieja con la pequeña.

Comer y beber

Todos los restaurantes en los que comí eran geniales, y los precios son muy baratos. La cocina checa es simple, pero increíble.

Un plato típico es el bramboráky, una especie de pancake a base de puré de patatas, harina y leche. El utopenci, salchichas en conserva y cuyo nombre viene a traducirse como “hombres lanzados”. El cerdo asado con col, la cerveza y los quesos, son otros de los típicos platos de la cocina checa.

También hay buena oferta de comida vietnamita por el centro de Praga, debe ser que hay una gran cantidad de vietnamitas viviendo por aquí, jiij

Moverse por Praga

Moverse por la ciudad, es relativamente facil gracias a su buen transporte público. Puedes comprar un boleto de 72 horas, con viajes ilimitados en autobuses, tranvías y metro.

Parques y zonas verdes

Un lugar que me hizo enamorarme de Praga, es el parque en la colina de Petrin. Aquí hay varios huertos viejos, con manzanos, ciruelos, perales y cerezos. Incluso encontré un manantial natural por aquí.

Lugares de interés en Praga

Ayuntamiento

En uno de sus fachadas, se encuentra su famoso su reloj astronómico, cuyas figuras danzantes resultan todo un espectáculo para el visitante.

Castillo de Praga

Catedral de San Vito

Esta catedral comenzó a ser construida en la Edad Media y llevó 600 años, para que la obra estuviera lista. Es un referente en la historia de la ciudad y del país. Como curiosidad, una de sus vidrieras fue diseñada por el artista Alfons Mucha.

Museo del Alfons Mucha

Él era un artista checo que de cierta manera marcó la historia del arte, de la publicidad, el diseño y la propia historia de Europa.

Se hizo famoso en París en el fin del siglo 19, haciendo carteles de teatro. Los carteles eran tan lindos, que la gente los arrancaba de la pared, para llevarlos  a su casa.

Mucha, fue haciendo los pósters de teatro y se hizo tan famoso, que una de las actrices más famosas de la época, Sarah Bernhardt, se apasionó por su trabajo.

Él pasó a hacer todos los carteles de las obras de teatro que ella realizaba, además de crear también los vestidos y las joyas que ella usaba. De ahí acabó con una sensación entre las celebridades francesas-

Alfons Mucha no era un artista plástico tradicional, siempre fue un diseñador gráfico. Pero se convirtió en uno de los nombres más grandes del Art Nouveau, que fue uno de los grandes movimientos artísticos de Europa.

El Museo Mucha en Praga, es relativamente pequeño y rápido de visitar, pero es super interesante. Está cerca de la Plaza Wenceslao, en la Ciudad Nueva de Praga, y la entrada cuesta unas 240 coronas checas, que son menos 10 euros.

Clima Praga

Con un clima continental atlántico, Praga tiene un invierno fresco y seco, que ronda los cero grados centígrados de temperatura media. Su verano no es excesivamente cálido, pudiendo llegar a los 25ºC en los meses de Julio y Agosto. Siendo Julio el mes más lluvioso de la ciudad.